Hagia Sophia (Santa Sofia)

La Basílica de Hagia Sophia fue construida por el Emperador Romano Justiniano 537 AD. Esta fue la iglesia cristiana más grande del mundo por mil años. Su inmensa cúpula se levanta por encima de los 200 pies de altura y su diámetro se extiende por más de 100 pies de ancho. Los mosaicos que cubren las paredes se encuentran entre las más importantes obras de arte que han sobrevivido hasta la fecha, desde la era Bizantina. El Imperio otomano una vez conquistada la ciudad de Estambul en el siglo 15 convirtió la Basílica en mezquita. Sin embargo en 1935 el Gobierno turco reconoce la importancia histórica y universal de este lugar convirtiéndolo en Museo.